¿Para qué sirven las matemáticas?

La charla de esta semana estaba anunciada con un cartel cuyo título era intrigante: ¿Enseñamos los matemáticos a cazar dragones?

Según nos contó Raúl Ibáñez en el comienzo de su intervención, la fábula cuenta la historia de un joven chino que desde muy niño había escuchado por boca de su abuelo multitud de narraciones que tenían a los dragones como protagonistas hasta que, como quien no quiere la cosa, este niño un buen día decidió convertirse en cazador de dragones.

Pero el camino para llegar a ser cazador de dragones no era fácil, más bien todo lo contrario, así que comenzó a estudiar durante años en una de las escuelas para cazadores de dragones que existían en China. Tras terminar sus estudios, y ya convertido en cazador de dragones, emprendió un viaje para buscar y cazar a uno de estos animales. Pero pasaba el tiempo y no fue capaz de encontrar un solo dragón…, había pasado años estudiando y estudiando y al final no era capaz de encontrar dragones. Finalmente, y convencido de que los dragones no existían decidió que lo mejor sería dedicarse a la enseñanza del arte de cazar dragones.

Esta leyenda recoge una creencia popular muy arraigada y a la que las matemáticas no sirven para nada. El resto de su interesante intervención fue una serie de demostraciones y datos que nos fueron convenciendo de la presencia de las matemáticas en un gran número de de actividades en nuestra sociedad. Muestra de ello, en palabras de Raúl, es el hecho de que hace unos años la empresa en la que más matemáticos trabajaban era Pixar, que se dedica a hacer magníficas películas de dibujos animados. También hay una importante presencia de matemáticos en empresas como la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense, la famosa NSA, en Google, en la NASA o en la Agencia Espacial Europea, Microsoft, IBM…

Según afirmó, detrás de casi todas las actividades de nuestra vida diaria están, aunque a veces ocultas, las matemáticas. Actos tan frecuentes como llamar por un teléfono móvil, utilizar una cámara digital, sacar dinero de un cajero automático, ver la televisión, utilizar un ordenador o entrar en Internet, hacerse un seguro, o pedir un préstamo, incluso la construcción de los edificios que habitamos, necesitan de la ciencia de los números.

Raúl Ibáñez usó el teorema de Pitágoras para hablar de las demostraciones matemáticas y la necesidad absoluta de que se lleven a cabo, tanto para evidenciar que algo es cierto, como para certificar su imposibilidad. En este último caso, habló del conocido problema de los puentes de Konigsberg. Se trata de resolver cómo cruzar 7 puentes que unen cuatro territorios distintos cruzando en el recorrido sólo una vez cada uno de los puentes. Dicho en términos precisos, de lo que se trata es de establecer modelos matemáticos.

Finalmente las matemáticas pueden sorprendernos con la fecha de nuestros cumpleaños. El conferenciante, interactuando con el público, explicó que para estar completamente seguros de que en un grupo de personas, dos de ellas cumplen años el mismo día, deberíamos tener un conjunto de 366 individuos (si el año no es bisiesto), aunque en los grupos que se forman espontáneamente en la sociedad, no suelen hacer falta tantos individuos. Para demostrarlo los asistentes, unas 58 personas, empezaron a decir de viva voz las fechas de sus cumpleaños para comprobar si había alguna coincidencia. No hizo falta pasar de la mitad de las filas se cumplió la premisa. Tras la comprobación experimental, llegó la explicación (matemática) de la aparente coincidencia.

Y, por supuesto, como nos mostró también Raúl Ibáñez, las salidas de las autopistas o los estudios de probabilidades y los falsos positivos en las investigaciones estadísticas también se basan en las matemáticas. Salimos pues, de su intervención asombrados de la gran presencia de esa ciencia en la vida cotidiana. Y entendimos un poco mejor la conocida frase de Galileo: “Las matemáticas son el lenguaje con el que Dios ha escrito el universo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s